¿Qué Hace Que La Comida Tailandesa Sea Única?

Uno de los motivos principales por el que la cocina tailandesa es tan deliciosa es porque no existe ninguna otra que se le parezca en todo el mundo. La comida tailandesa auténtica se basa en el cuidado equilibrio del dulce, salado, picante y ácido.

El problema al intentar que la gente se interese por los platos tailandeses es que al mencionar los complejos perfiles de sabor y el delicado equilibrio por el que se rige, hace que la cocina tailandesa suene esotérica y difícil de cocinar.

Una mala interpretación muy común. La cocina tailandesa es una cocina única porqué es una cocina sabrosa y con mucho margen para las preferencias personales.

Equilibrio

Como más platos tailandeses cocinas, más fácil resulta conseguir el equilibrio ideal de sabores que añade autenticidad a los platos. Lo mejor de todo es que el equilibrio ideal es completamente subjetivo. Cada persona tiene ideas diferentes para los niveles de sal, ácido y picante.

Lo único que no debería ser nunca la comida tailandesa y a menudo lo es en los restaurantes tailandeses occidentalizados – es sosa y llena de sabores difuminados, y con demasiada leche de coco.

Ingredientes necesarios para un buen plato Tailandés

Incluso cualquier intento de un plato de revuelto de albahaca hecho en casa por primera vez a menudo es mucho más sabroso y más satisfactorio que cualquier curry verde tailandés para llevar que solo sabe a leche de coco mezclada con alguna especie.

Cuando echas los ingredientes específicos necesarios juntos en un wok para hacer auténtica comida tailandesa, pasan cosas buenas seguro, aunque el perfil de sabores esté un poco difuminado.

Habilidades Técnicas

Uno de los aspectos más importantes que hace que la cocina tailandesa sea única es como varían las habilidades técnicas necesarias para cocinar cada plato.

Hay algunos platos fáciles y con gran sabor que necesitan poco más que un wok caliente, algunos ingredientes, y algo de arroz cocido para servir, como una tortilla tailandesa.

Otros platos pueden llevar de 8 a 10 horas entre la preparación y el cocinado, pero los sabores definitivamente merecen el esfuerzo.

Comunal

Otro aspecto único de la cocina tailandesa es que es una cocina que <<fluye>>. Comer en muchas culturas es algo comunitario.

Pero lo que hace diferente a la cocina tailandesa en grandes reuniones de amigos o familias es como siempre hay un flujo constante de gente poniendo comida en sus platos poco a poco.

Hierbas

La cocina tailandesa confía en un uso generoso de las hierbas en sus platos, más que muchas otras cocinas. A los tailandeses les encantan sus hierbas.

Utilizan eneldo, perejil, culantro, cilantro, albahaca de limón, albahaca dulce, albahaca sagrada, cha-om y muchas otras hierbas que ni tan solo sé como se llaman. Esto puede hacer que cocinar platos tailandeses sea todo un reto porque conseguir todas estas hierbas en países occidentales parece imposible.

Pero, te sorprendería la cantidad de hierbas tailandesas para cocinar que puedes conseguir en tu supermercado local de alimentos asiáticos o tailandeses. Así que, no lo descartes hasta que lo pruebes.

Fuerza.

La cocina tailandesa no acostumbra a confiar en sutilezas. Los sabores más importantes están influenciados por ingredientes potentes, muy picantes y fuertes. Las particularidades se encuentran en la combinación de estos sabores potentes que ofrecen platos que te hacen alucinar.

Los chiles tailandeses son increíblemente picantes, las hojas de lima y el limoncillo añaden una fragancia cítrica e intensa a los platos.  La lima kaffir, el tamarindo y el zumo de lima añaden una acidez que golpea a los labios.

La salsa de pescado y el pla ra añaden un toque salado a los platos totalmente diferente a cualquier otra cocina.

Aderezos

Finalmente, el último aspecto único de la cocina tailandesa son los aderezos utilizados para aumentar el sabor de los platos. A menudo, en las cocinas occidentales, los chefs añaden sal y pimienta a la comida antes de servírtela, pero también te dan la opción de añadirte más a tu gusto.

En la cocina tailandesa existe la misma idea pero los aderezos son mucho más complejos. El aderezo le da un toque individual a cada plato, de tal modo que cada cena actúa como un chef.

Siguiendo con el tema de los aderezos, yo personalmente no puedo comer una tortilla tailandesa sin una buena ración de prik nam pla o salsa de pescado con chiles y lima. Una tortilla tailandesa en sí misma es rica, pero añadiendo prik nam pla, elevas su sabor a otra dimensión.

Nadie puede disfrutar de los fideos tailandeses sin escoger uno de los muchos condimentos: vinagre ácido con chile, chile en copos, azúcar, y salsa de pescado, representando todos ellos la mezcla de sabores fundamental  y única que es la cocina tailandesa.