Maridaje de Vino Con Comida Tailandesa

Una de las mejores cocinas del mundo pide un buen vino.

¿Hay algún vino que pueda maridar con una comida tan compleja? ¡Por supuesto que sí! De hecho, tenemos varios para la próxima vez que te apetezca comer Thai.

Mejor Opción: Riesling

Si la cocina tailandesa es todo armonía, un agradable Riesling seco es una buena suma al conjunto de platos tailandeses.

Es casi demasiado perfecto: dinamita sabores de fruta tropical con acidez y dulzor para reducir las especias. ¡Incluso hay algunos Rieslings que tienen jazmín en su buqué! Además, si eres sensible al calor, el ABV bajo garantiza que el fuego no se descontrole.

Grandes Alternativas

Así que, todavía eres anti-Riesling. (¡Lo conseguirás, si depende de nosotros!) Por suerte para ti, hay excelentes alternativas, tanto geeky como comunes, para maridar. Hay incluso algunos rojos que funcionan bien, si no te gustan los vinos blancos.

Pinot Gris/Pinot Grigio

Una alternativa viable al Riesling, el Pinot Gris tiene sabores menos intensos a fruta tropical y una acidez más sutil. Busca uno de Alsacia para unas notas especiadas de ajo y jengibre, así como un final cosquilloso y largo.

Chenin Blanc

Esencialmente dulce, con una acidez media-alta, los vinos con base de Chenin Blanc nacieron para maridar con la cocina tailandesa. Busca ejemplos dulces, semisecos o secos para una combinación especialmente sabrosa.

Garnacha Blanca

Sabores de pera asiática, mango verde, ralladura de lima, y limoncillo hacen que combine a la perfección con la comida tailandesa. Solo mira el ABV: a menudo está en 13%-15% y resaltará la capsaicina de los chiles.

Grüner Veltliner

Una comida ácida, cítrica y ligera merece un vino ácido, cítrico y ligero.

Rosado Espumoso

Nos encanta maridar un Rosado Espumoso con un plato en particular (lee abajo), pero las burbujas, las frutas y el dulzor quedan bien con todos los tipos de platos populares de Tailandia.

Pinot Noir

Unas características muy frutales y ácidas no están limitadas solo a los vinos blancos. Si no puedes soportar ninguno de los de arriba, el Pinot Noir será una bendición para ti.

Zweigelt

Dulce, ácido, y picante, con un carácter saciante, estamos sorprendidos de que este vino tinto austríaco no sea más recomendado para los platos Thai.

Díficil equivocarse con vinos como el Riesling, Grüner Veltliner, Garnacha Blanca, Espumoso Rosado y Pinot Noir…

Platos Thai Concretos

Pad Thai y Riesling Semisec

Estos fideos dulces y ácidos no necesitan presentación. Haz tu pedido y marídalos con un Riesling alemán Halbtrocken (o Feinherb) clásico y dale a tu lengua una experiencia salvaje.

Pad See Ew y Pinot Noir

Pensamos en un vino tinto para este plato con umami y fideos anchos. De Oregón o Marlborough, el Pinot Noir de NZ tiene la mezcla exacta de elegancia y frescor para redondear esta alternativa más salado del Pad Thai.

Curry Rojo/Curry Verde y Gewürztraminer

Estos dos tipos diferentes de currys tradicionalmente tienen la misma base de leche de coco, siendo el color de los chiles la diferencia clave. Puede que no tengan el mismo grado de picante pero el aroma es el mismo. Y, donde hay aroma, tiene que haber Gewurztraminer.

Curry Massaman y Cariñena

Puede que sea un curry tailandés pero no se parece en nada a sus primos verde y rojo. Con ingredientes como las zanahorias y las patatas y especias como el cardamomo, y el comino, este rico curry necesita algo con un poco más de fuerza. Un Cariñena de Languedoc-Rosellón cumple de sobras con el propósito.

Rollitos de Primavera Thai y Espumoso Rosado

Su textura crujiente y las burbujas hacen una combinación explosiva. El estilo de un vino espumoso rosado ofrece la cantidad justa de fruta y dulzor para el delicioso relleno amargo de verduras.

Rollitos Frescos Thai y Torrontés

Con más verduras frescas y crujientes que otros platos de la lista, querrás algo un poco diferente: Torrontes Argentino.  Concretamente de Salta. Con un aroma dulce, pero más seco de lo que esperas, es el maridaje ligero y agresivo que quieres para esta opción saludable.

Arroz Frito Thai (Kao Pad) y Champán Brut Nature

Sinceramente, nuestro primer pensamiento para este pequeño bocado de exquisitez fue para un Singha fresco y crujiente. Pero esto no es Beer Folly. Así que, fuimos a por la siguiente mejor opción: un vino espumoso seco, mineralmente imposible y sin azucares añadidos.

Sopa Tom Yum y Garnacha Blanca

Este maridaje es tan bueno, que de hecho ya escribimos sobre el.

Ensalada de Papaya Verde y Grüner Veltliner

Dulce y amargo. Frutal y sabroso. Crujiente y firme. La ensalada de papaya (o Som Tum) muestra en qué consiste la cocina tailandesa. Riesling es el #1 en la lista, ¡pero los sabores a fruta verde en el Grüner hacen que queramos dejar de escribir y volver a probar este maridaje ahora mismo!

Riesling Arroz Pegajoso con Mango y Riesling de Cosecha Tardía

“Locos por la harmonía,” dices. “Me encanta ese dulzor.” El popular postre tailandés de mango dulce y arroz cremoso, de hecho marida excelentemente con un Riesling de cosecha tardía de Alemania,Nueva York, y del Estado de Washington. Espera aromas de limón, jengibre y jazmín, y una estimulante acidez.

Por último

Si ENCUENTRAS la frase perfecta para describir la cocina tailandesa, deja un comentario y nos regodearemos en su gloria.

¿Ya descubriste que vino y qué plato prefieres? Cuéntanos…