Disfruta de las obras del pintor Joaquín Sorolla y Bastida

Si eres un amante del arte o aprecias pasar un buen rato de paseo no puedes dejar de visitar el Museo Sorolla. La edificación que alguna vez fue el hogar del artista Joaquín Sorolla y su familia, ahora es un museo de arte.

Inaugurado en 1932 bajo la dirección de Clotilde García del Castillo viuda del pintor, quien fue protagonista de muchas de sus obras. Dictó testamento en 1925 donde, cedió su antiguo hogar al estado y aportó una generosa donación para la creación del museo.

El primer director del salón fue el primogénito del artista, Joaquín Sorolla García. Cuando falleció en 1948, llegaron una gran cantidad de obras para incrementar los fondos del museo.  

¿Dónde está ubicado Museo Sorolla?

Se sitúa en un agradable Plácete en pleno centro de Madrid. Rodeado por un idílico jardín, esta casa-museo conserva gran parte de su decoración original. Este pequeño oasis de paz, donde residió el pintor se encuentra en el distrito de Salamanca. Exactamente en el Paseo General Martínez Campos, 37,28010. Una de las más importantes zonas comerciales de Madrid, de las más lujosas y con mejor nivel de vida.

En esta jurisdicción enmarcada por las calles Villanueva, Claudio Coello y Goya puede disfrutarse de las viviendas características del arquitecto Lecumberri. Con una población de 147.707 habitantes lo delimitan por el oeste el paseo la castellana y Recoletos y por el este la autopista M-30.

Mientras que, por el norte finaliza en calle María Molina, por el sur la Calle Alcalá y Calle O'Donnell.  Así que, no solo el interior del museo te transporta a esa época, sino que también, el barrio y sus calles con portales amplios y patios interiores.

Colecciones en exhibición

Las características más resaltantes de este museo son la amplia colección pictórica la cual está distribuida en varias estancias. Combinando obras del artista con objetos personales y otros que el coleccionista recopiló a lo largo de su vida. Igualmente, esta colección contiene obras de sus familiares cercanos, sus hijas María y Helena Sorolla y su yerno Francisco Pons. 

La colección del museo Sorolla puede desglosarse en distintas variaciones de arte.

Pintura

Siendo las más representativas del museo, comprenden 1294 obras del pintor, que comprenden distintos temas y formatos. Por ejemplo, sus famosas notas de color o pinturas preparatorias que realizaba como estudio previo a mayores obras. Además, se pueden apreciar obras de otros pintores como Aureliano de Beruete, Martin Rico Ortega y Anders Zorn.

Escultura

289 obras de diferentes épocas y mayormente de origen español componen la colección de escultura, que enriquecían la vivienda. Entre ellas, destacan piezas de Rodin, Troubetzkoy y de amigos del artista como Mariano Benlliure, mayormente obsequiadas al pintor.

Cerámica

La colección de cerámica que alberga esta casa-museo es un testimonio del gusto del artista por este tipo de elemento. Este gusto pudo generarse por sus orígenes valencianos y también por los constantes viajes del artista al sur de España. En donde utilizó azulejos platos y jarrones de cerámica de su propia vivienda para su encargo de la Hispanic Society.

Dibujo

Hay una impresionante colección de 4985 dibujos, por lo general son apuntes rápidos bosquejos que toma por entretenimiento o ideas previas a sus cuadros. Tales como, fachada del edificio, sus jardines o interiores de la vivienda.

El recorrido por el museo

Gran parte de estas obras son un legado o fueron donadas por sus familiares como su esposa e hijas. Es común que, al visitar las casas de los autores para ver sus obras, lo más resaltantes sean sus casas. En este caso los aspectos intangibles como el uso de las distintas salas y la disposición de mobiliario resaltan las obras.

Esta casa fue construida en 1911, materializando los deseos del pintor, que deseaba fusionar su área de trabajo con su casa y a su vez se conectarla con un maravilloso Jardín. El edifico se constituye en dos plantas, en la planta principal se disponen dos entradas una al frente y otra lateral. En esta planta también están los 3 estudios del pintor y una sala-comedor.

Para convertir la casa en un museo, parte de la estructura interna fue modificada, a excepción de la planta baja. Utilizando sala I como almacén, sala II para exposición de obras del artista. Por otro lado, la sala III que era el estudio del artista, se comunica con la salida del museo.

 Una sala que precede el comedor y el acceso a primer piso donde están sala IV y V. En esta, se realizan actualmente las exposiciones temporales. Existe otra escalera por la cual se accede al segundo piso, a la que fue la habitación de Sorolla. En esta habitación se realizan actualmente los talleres organizados por la institución.

Jardín

La placeta se envuelve por un jardín encantador estilo andaluz, que se han conservado fielmente a como estaba en la época que la familia ocupaba la vivienda. El estilo andalusí que está presente en este espacio, fue la inspiración de Sorolla para diseñar el interior de su vivienda.

Por lo cual, está hecho con elementos como fuentes, plantas, estatuas, azulejos y arboles traídos directamente de Andalucía. Se pueden apreciar las características de los jardines de esta zona, como la geometría dominante la gran gama de colores. Expresados por medio de las plantas y la ornamentación de azulejos que recubren partes del jardín.

Con solo traspasar las puertas del museo Sorolla, puedes apreciar la paz que transmite este jardín, alejado del bullicio. Catalogado como una de las obras de Joaquín Sorolla, este jardín consta de tres espacios en forma de L. 

Además, predomina la presencia de grandes esculturas y fuentes resaltando la vegetación. Convirtiendo este apacible lugar, en un área de desconexión donde puedes disfrutar de una lectura.

Exposiciones Temporales

Además de la colección permanente de Joaquín Sorolla también puede disfrutarse de exposiciones temporales. Por tratarse de un museo perteneciente al ministerio de cultura, también se utiliza como sala para exhibir arte extranjero temporalmente. Las obras exhibidas, por lo general tienen alguna relación con el pintor como sus pinturas creaciones y diseños.

 La entrada al jardín es gratis, donde se puede permanecer, disfrutar de la calma y el aire fresco. La entrada a la casa-museo tiene un costo, que varía según el tipo de persona niño, joven, adulto o anciano.

El museo está abierto al público de martes a sábado desde las 9 : 30 am hasta las 8 : 00 pm. En cuanto al precio del museo debemos resaltar que es bastante asequible. Igualmente hay personas que pueden entrar sin pagar. Indudablemente es un museo que no puedes dejar de visitar en Madrid, porque se puede disfrutar de todas las obras de este importante pintor.

 La casa y el jardín de este artista te transmite una inigualable sensación de tranquilidad, que deja encantados a todos sus visitantes.

Si deseas terminar de disfrutar el día con una comida deliciosa y un ambiente agradable, en las cercanías del museo, te recomendamos un fabuloso restaurante en el que podrás cerrar tu día de paseo con un broche de oro y hacer de este día una experiencia inolvidable.

Para ello primero deberas conducir por el Paseo La Castellana, pasando por el paseo de Recoletos y paseo del Prado. Tardaras aproximadamente 7 minutos en recorrer 3,3 kilómetros hasta llegar a la Calle de Atocha, 115, 28012 Madrid. donde encontraras el Restaurante Tailandés Phuket Thai.